¿Te atreves a fascinar con el Marketing Inbound?

El marketing ha cambiado. Y es que el consumidor al que nos dirigimos también ha cambiado. Ahora tiene mucha más información sobre los productos, toda la información que desee está al alcance de su mano, conoce a la perfección qué quiere comprar. Por lo que ya no podemos venderle sólo contándole todas las maravillosas características que tiene nuestro producto, ya no vale ser el más barato, ya no vale ser el primero. Las reglas han cambiado.

Párate a pensar por un momento en el número de posibilidades que tiene tu potencial cliente a un sólo clic. ¿Cuántas empresas venden el mismo producto qué el tuyo a través de la web? Y eso sin contar con los productos sustitutivos. Por eso es tan importante empezar a cambiar la forma de actuar respecto a nuestra forma de llegar al cliente. Ahora el cliente no viene a nosotros, nosotros tenemos que llegar hasta él.

De lo que te estoy hablando es del Marketing Inbound.

El Marketing Inbound no se trata de otra cosa que la de llevar a cabo una serie de acciones para finalmente enamorar al cliente y que sea embajador de nuestra marca. Para ello hay que seguir un esquema donde el consumidor pasará de ser un extraño para nuestra empresa a ser un prescriptor.

Atraer > Convertir > Cerrar > Fascinar

#1 Atraer

El primero de los pasos que tenemos que llevar a cabo en la estrategia de Marketing Inbound es el de atraer a las personas a nuestra web.

Cualquier usuario en la red es un extraño para nosotros hasta que no entra por primera vez en nuestra web. Para conseguir que ese extraño se convierta en visitante deberemos atraerlo a través de:

  • Crear contenido de calidad e interesante para tu cliente potencial.

  • Trabajar en el posicionamiento de la página, SEO o SEM.

  • Compartir el contenido de nuestra web en las Redes Sociales para que actúen como altavoz de nuestra web y el alcance sea mayor.

#2 Convertir

Una vez que el usuario ha entrado en la web, el objetivo es que pase de visitante a leed, es decir, que se abra a nosotros y se convierta en un potencial cliente.

Para ello deberemos captar su atención y sobretodo captar su email, su bien más preciado y cercano que nos puede ofrecer.

La mejor forma de conseguir el email de un visitante de la web es entregándole a cambio algún recurso gratuito e interesante al que no se pueda resistir y que pueda conseguir fácilmente. Puede ser un ebook, un vídeo, un webinar… Cualquier cosa que le ayudará a obtener mejores beneficios en el área de tu empresa. Por ejemplo, si tu empresa vende ropa a través de Internet y tienes un blog donde hablas sobre moda, puedes crear un ebook gratuito donde expliques las 7 prendas que no pueden faltar en ningún armario.

#3 Cerrar

Una vez que ya tenemos su email y le hemos ofrecido un montón de contenido interesante, útil y de calidad a nuestro potencial cliente, es hora de pasar a la acción y que se convierta en cliente.

Nuestro leed ya nos conoce, ya sabe que puede confiar en nosotros porque le hemos ofrecido contenido que le está sirviendo y que está utilizando, ya sabe que no queremos engañarle sino que queremos ayudarle a conseguir sus objetivos, a conseguir eso que tanto desea.

Por eso, después de haberle dejado un tiempo para que nos conozca, ha llegado el momento de convertir a este potencial cliente en cliente, y para ello deberás de desarrollar una oferta irresistible que no podrá rechazar.

Recuerda que para realizar una buena oferta debemos vender beneficios y no características, de que nuestro producto se adapta el que mejor para conseguir aquello que ahora mismo no tiene y que le encantaría conseguir, vinculado siempre la oferta a emociones, como por ejemplo conseguir más clientes, ser más sexy o llevar una vida de ensueño.

#4 Fascinar

Y ahora es el turno de fascinar al consumidor porque una vez que el potencial cliente ha adquirido tu producto ahora es tu cliente, y no un cliente cualquiera, un cliente al que le hemos dado un montón de consejos gratuitos, más de lo que se había imaginado, y le hemos ofrecido el producto perfecto para conseguir lo que más deseaba, y es que los beneficios que le ha ofrecido tu producto a superado las expectativas del cliente, por lo que ya no es uno más, sino que se ha convertido en el embajador de tu marca.

Ahora es una persona más feliz gracias a ti, por lo que estará agradecido y encantado de compartir tus servicios.

¡Es tu turno! ¿Te atraves a fascinar?

by raquel

¡Hola! Me llamo Raquel y soy Community Manager. O dicho de otra forma… creo contenido creativo y profesional en las redes sociales para que el usuario se divierta cuando accede a éstas a la vez que el empresario aumenta sus beneficios gracias a esa publicidad. Me dedico a pequeños negocios porque también pueden tener una imagen profesional en Internet. Cada día me esfuerzo para que les guste mi trabajo y superar sus expectativas cuando me contratan. ¡Pasa e investiga! Y no dudes en contactar conmigo para cualquier consulta :)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *