4 Estrategia de Marketing de Gambia que deberías estar aplicando

marketing_communitymanager_logrono_larioja

Hace unos días volví de uno de los mejores viajes de mi vida (por no decir el mejor) y vivir una experiencia increíble en Gambia. Además de poder colaborar como voluntaria en un colegio de allí y conseguir tachar una de las tareas que siempre he querido realizar, he podido conocer una cultura diferente y aprender alguna lección de marketing que podemos aplicar perfectamente en cualquier lugar del mundo.

4 Estrategia de Marketing de Gambia que deberías estar aplicando

#1 Sé siempre amable con tus clientes.

Durante nuestro viaje, por las tardes, teníamos la posibilidad de visitar lugares cercanos contratando un taxista. La asociación contaba con 2 diferentes y dio la casualidad que el taxista que nos tocó era muy majo, así que continuamos contratado sus servicios durante los 15 días que estuvimos allí.

O por lo menos esa era nuestra intención, porque hubo un día que por distintas circunstancias tuvimos que contratar al otro taxista de la asociación y… ¿Cuál fue nuestra sorpresa? Que, aunque este taxista tenía mejor coche y conducía igual de bien que el otro, no tenía ni chispa de gracia. Pasamos bastante tiempo en el coche y no se dignó a comentar nada, a pesar de que intentábamos sacarle tema de conversación durante el viaje.

Sin embargo, el primer taxista simpatizaba con todo el mundo, fuera como fuera la personalidad del cliente. Además, siempre estaba dispuesto ayudarnos y nos aconsejaba en cada momento.

El resultado de esto es que todos los voluntarios queríamos ir con él, ganando por lo menos 4 o 5 veces más que el otro.

LECCIÓN 1: Simpatiza con tu cliente siempre

Si eres empresario vas a tener que simpatizar con todo el mundo, aunque sepas que nunca sería tu amigo. De hecho, no son tus amigos, son tus clientes y tienes que cuidarlos y mimarlos si quieres que repitan su compra contigo.

marketing_communitymanager_logrono_larioja

#2 Cuantas más gente entre en tu negocio, más posibilidades tienes de que te compren.

Cada vez que visitábamos algún lugar turístico, encontrábamos las típicas tiendas con souvenir y recuerdos. Hasta aquí lo normal. Pero, tenían una estrategia comercial para dar a conocer sus productos que hasta ahora no había visto.

Se situaban en la puerta del puesto y cada vez que veían algún extranjero, les decía en su idioma: “No pasa nada, entra y mira, sólo mira“. Y claro, por curiosidad o por educación, finalmente entrabas.

Puede que la mayoría de veces no compraras nada, pero había otras que sí, que al entrar a la tienda encontrabas algo curioso y… ¡Zas! Sin darte cuenta ya habías picado y había comprado algo.

Si esas personas que estaban en las tiendecitas no nos hubieran dicho que entrásemos, en la mayoría de lugares no nos hubiéramos parado y ese empresario no hubiera vendido nada.

LECCIÓN 2: Atraer a los potenciales clientes hasta tu negocio

Esto es exactamente lo que ocurre en Internet. Tienes muchas más posibilidad de conseguir una venta, cuantas más visitas entre en tu web y vean tus productos o servicios.

Planifica una estrategia que te permita conseguir mucha más visibilidad y aumenta las probabilidades de que te compren.

 

#3 Especializate.

Hasta en Gambia saben que se tienen que especializar, que si venden algo concreto que resuelven un problema concreto, se posicionará en la mente del consumidor y cuando tengan ese problema, irán a visitarle a él y no ha otro.

Los negocios que encontramos allí eran locales muy pequeños cada uno de su gremio. Desde un puestecito que sólo vendía mangos, hasta tiendas un poco más grandes que vendía sólo piensos, por ejemplo.

LECCIÓN 3: Resuelve 1 problema

¿Tienes claro el cliente al que te diriges? ¿Podrías decir que resuelves un problema concreto a un público concreto? Si es así, habrás encontrado tu especialización. Si todavía te cuesta contestar esta pregunta… ¡Dale una vuelta!

 

#4 Ofrece contenido de valor.

En una de nuestras excursiones, decidimos visitar una playa que se encontraba un poco escondida, tanto era así, que no había ninguna persona en la playa, a pesar de que había un restaurante y unos hoteles.

El caso es que, cuando llevábamos un par de horas allí, se nos acercó un chico que nos regaló un mango, sin ningún motivo aparente y antes de marchase nos dijo: “tengo una tienda ahí (nos la señaló), si queréis os podéis pasar antes de marcharos”, y se fue.

¿Cómo no nos íbamos a pasar por la tienda antes de marcharnos cuando nos había regalo un mango para merendar? ¡Pues claro que nos íbamos a pasar!

LECCIÓN 4: Ayuda sin pedir nada a cambio

Al final no le compramos nada, pero… ¿Y si lo hubiéramos hecho? De nuevo, cuantas más personas a traigas a tu negocio, más posibilidades tienes de que te compren. La inversión del mango era mínima e iba a conseguir que los únicos turistas del lugar se pasasen por su tienda.

Ofrece contenido de valor a tus potenciales clientes, ayúdales, así se sentirán siempre agradecidos y con una “deuda pendiente” contigo.

Y ahora… ¿Qué me dices? ¿No crees que las estrategias de marketing en Gambia son bastante buenas? ¿Sigues tú alguna de ellas?

También te puede interesar...

by raquel

¡Hola! Me llamo Raquel y soy Community Manager. O dicho de otra forma… creo contenido creativo y profesional en las redes sociales para que el usuario se divierta cuando accede a éstas a la vez que el empresario aumenta sus beneficios gracias a esa publicidad. Me dedico a pequeños negocios porque también pueden tener una imagen profesional en Internet. Cada día me esfuerzo para que les guste mi trabajo y superar sus expectativas cuando me contratan. ¡Pasa e investiga! Y no dudes en contactar conmigo para cualquier consulta :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *